Se extendió el plazo de pre-inscripciones
5 febrero, 2019
Millennials en la universidad
4 marzo, 2019

¿Modo estudio o modo vacaciones?

Vida universitaria |>> ¿Te falta motivación para empezar a estudiar? ¿Te cuesta retomar los apuntes para los exámenes? Falta muy  poco para comenzar con las actividades universitarias. Compartimos cuatro consejos para tener en cuenta antes de empezar el ciclo 2019.

Por Evelyn Zimmermann 

Ser universitario no es una tarea sencilla porque requiere de esfuerzo y dedicación constante a la carrera. Algunos estudiantes ya empezaron a estudiar y repasar los apuntes para poder rendir, pero a otros se les está complicando volver a conectarse al material de estudio. Netflix, Facebook, Instagram…todo parece ser más atractivo a la hora de tomar las cartillas y estudiar.

Pero, se acercan las mesas de exámenes y la fecha de inicio de clases del ciclo 2019. Anotá estos cuatro tips para tener en cuenta en esta etapa:

1. No te olvides del por qué empezaste tu carrera. Recordá el motivo por el que decidiste inscribirte a esa carrera que elegiste y no la abandonés si se trata de tu pasión, tu vocación o de una carrera que complemente otros estudios que estés haciendo.  El desánimo podría aparecer cuando no estamos llevando la carrera en el “modo ideal”. No olvidés que lo más importante es continuar, en tus tiempos y formas, pero sin abandonar.

2. Buscá un grupo de estudio que te acompañe en el proceso. La segunda decisión más importante después de decidir qué estudiar, es con quién. Tu grupo podría impulsarte en tus estudios, o bien podría ser un verdadero obstáculo. Sé inteligente a la hora de elegir un grupo para estudiar y formá un equipo en donde cada integrante pueda participar y aportar. A la hora de estudiar y de hacer trabajos, es mejor hablar de equipos: si cada uno comprende cuál es su rol, podrán ayudarse a crecer juntos.

3. Fijá metas a corto y largo plazo. Creá tu cuaderno universitario para escribir las metas que quisieras alcanzar en el 2019. “Terminar las materias de segundo. Aprobar cuatro materias hasta fin de año. Integrarme a un equipo de estudio. Dedicar 1 hora por día a las lecturas. Usar las redes sociales 2 o 3 veces al día o con fines específicos. Conocer estudiantes más avanzados para aprender de ellos”. Tener un blanco a donde apuntar y dedicar tiempo a trabajar por objetivos puntuales nos ayudará a optimizar el tiempo y así poder avanzar con nuevos desafíos.

4.Valorá la oportunidad de estudiar en la universidad. Solemos poner el foco en todo lo que está mal, (y es bueno ser críticos a la hora de hablar sobre educación), pero a veces perdemos de vista el panorama completo: existen países en donde los estudiantes no tienen acceso a universidades públicas y deben pagar cifras altísimas para invertir en sus carreras; y sin ir más lejos, en Argentina (y en nuestro mismo barrio), también hay jóvenes que no ingresan a la universidad porque deben trabajar porque  no tienen los recursos ni el tiempo disponible. Por eso, valorar la oportunidad de estudiar en una universidad pública es un privilegio que se debe aprovechar: es un tiempo de formación profesional y sobre todo, de crecimiento personal. No desestimés cada instancia de pruebas, exámenes, errores…son medios que te servirán para crecer.

¡No dejés de prepararte! Tomá estos consejos, escribí los que tengás en mente y compartilos con otros estudiantes. Este puede ser un buen año de estudio para que sigás creciendo en tu formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *